Alarga-la_vida_de_tu_camilla-Ecopostural

Consejos generales para alargar la vida útil de una camilla

CalendarBlank 28 febrero

card-articulo Noticias

Una camilla profesional tiene un coste elevado, acorde a su calidad, de manera que es normal cuidarla al máximo. Así se alarga la vida útil de una camilla todo lo posible y se puede amortizar.

Aquí entra el mantenimiento de camillas, que pese a lo que se suele pensar, no termina con la limpieza de camillas, sino que hay que hacer mucho más para que siempre estén en perfecto estado.

Respetar el peso recomendado

Cada vez es más usual tener pacientes obesos, algunos de ellos con lo que se conoce como obesidad mórbida. Esto es un problema que puede afectar a las camillas, sobre todo si no están preparadas para ese peso.

Además, hay que tener en cuenta que en determinados casos los profesionales ejercen presión sobre los clientes (esto pasa mucho en las clínicas de fisioterapia con los masajes) de manera que la camilla debe soportar un peso aún mayor.

De esta forma, en el uso diario de camillas hay que pensar en esto y adquirir camillas específicas si tenemos muchos pacientes con este problema de salud.

Si no lo hacemos así, la vida útil de una camilla se va a reducir e incluso se puede romper con el paciente encima, provocando un accidente.

Debemos hacer inspecciones visuales diarias

La mejor manera de alargar la vida útil de la camilla es mediante una inspección diaria. Podemos aprovechar ese momento en el que ya está la camilla desinfectada, con el fin de revisar las uniones, tornillos, tuercas y la zona en la que los pacientes se tumban.

Lo que buscamos aquí es cualquier anomalía que se perciba con la vista, aunque también es posible usar las manos para comprobar la firmeza de la camilla.

Así, en el caso de detectar que algo no está bien, podemos tomar cartas en el asunto. Una pequeña grieta que se puede soldar cuando es casi imperceptible, terminará siendo enorme y hará que la camilla acabe en el punto limpio.

Las reparaciones tienen que ser inmediatas

Relacionado con lo anterior, cuando en la inspección visual nos damos cuenta de algún fallo o rotura hay que repararlo de forma inmediata con el fin de que no vaya a más.

Para ello, podemos contactar con la empresa que nos la vendió. Suelen tener un servicio técnico propio que se desplaza a ver la camilla y la arregla en la misma clínica siempre que sea posible.

Es mejor tratar solo con especialistas, pues solo los que saben de camillas pueden arreglarlas de forma rápida, dándonos garantías de que la reparación hará que la vida útil de una camilla se alargue en el tiempo.

Hay que almacenarla en un lugar adecuado

Existen profesionales que van a los domicilios de los clientes, de manera que usan camillas plegables que se pueden transportar con cierta facilidad.

En este caso, algo que hará que la camilla dure más tiempo será guardarla en un sitio adecuado cuando no se esté usando.

Una vez que se han empleado los productos de limpieza para dejarla impoluta, lo mejor es colocarla en un lugar seco, sin humedad de ningún tipo y protegida de la luz del sol.

Además, si las temperaturas no son extremas, mucho mejor. El calor excesivo llega a afectar al tejido que la recubre y lo mismo ocurre con el frío, que además hará que las zonas móviles se pongan más duras al solidificar los aceites o grasas que se emplean a la hora de lubricarlas.

Se deben seguir las instrucciones del fabricante

De un tiempo a esta parte hemos perdido una buena costumbre, la cual consistía en leer las instrucciones de todo aquel producto que compramos.

Por eso, una forma de alargar la vida útil de una camilla es leernos las instrucciones, pues ahí saldrán los materiales con los que se ha construido, el peso que soporta, qué lubricantes son los adecuados, con qué productos vamos a poder limpiar la piel, etc.

En el caso de no leer estas instrucciones, es posible emplear productos de limpieza poco adecuados (llegando a dañar los tejidos) o utilizar aceites que estropean las partes móviles por las que la camilla se pliega, consiguiendo que la vida útil de una camilla se reduzca por nuestra culpa.

No cuesta nada dedicar tres minutos a leer las recomendaciones de un fabricante como Ecopostural, conocido por hacer camillas de todo tipo para el sector de la salud.

En el artículo “Mantenimiento y limpieza de camillas médicas: guía práctica para prolongar su vida útil” Ecopostural ofrece una visión más amplía de cómo alargar la vida útil de tu mobiliario.

 

Otros artículos que también pueden interesarte

¿Qué tipos de camillas se utilizan en el sector médico?

Mobiliario adecuado para el bienestar del profesional de la salud

¿Cómo debe ser una camilla de masajes?

ARTÍCULOS

Noticias del sector que más te van a interesar. ¡Descúbrelas!

fecha-noticia 11 abril

Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre La Osteopatía

En la actualidad, muchas personas sufren de dolores crónicos, estrés y enfermedades que no siempre encuentran alivio en los tratamientos c...
Leer artículo
fecha-noticia 2 abril

Tendencias En Diseño De Camillas: ¿qué Buscan Los Pacientes Y Los Profesionales De La Salud?

En el ámbito de la salud y el bienestar, el mobiliario juega un papel crucial tanto para el confort del paciente como para la eficiencia de...
Leer artículo
fecha-noticia 27 marzo

¿qué Usos Le Puedo Dar A Una Camilla Plegable?

¿Alguna vez te has encontrado limitado por el espacio o la movilidad en tu práctica profesional? Las camillas plegables emergen como la so...
Leer artículo